Colección Magias Parciales

Diálogo con la narrativa

Las ficciones versan sobre una persona que le dice a otra: así lo siento yo. ¿Entiendes lo que digo? ¿Tú también lo sientes así?

Kazuo Ishiguro

Novelas

Díptico de la frontera | Luis Mora Ballesteros

Dividida en dos libros que funcionan como partes de una misma historia, Díptico de la frontera es una ópera prima en la que se combinan memoria, crónica y poesía en prosa, para retratar, a mitad de camino entre la ficción y la autobiografía, unos eventos atrapados en el olvido y la indiferencia. En este sentido, esta novela es un viaje que parte desde afuera rumbo al interior de un territorio, una sensibilidad y una historia familiar, en los que las conexiones son tan estrechas que el lector no sabe cuándo termina uno y empieza el otro. Es un mosaico de personajes, circunstancias, eventos y emocionalidades, que obligan a aceptar la guía del narrador, si se desea conocerlos. En rigor, el argumento de Díptico de la frontera trata sobre un hombre, licenciado en periodismo, quien vuelve a su tierra natal, un pequeño pueblo en la frontera colombo-venezolana, para realizar un reportaje sobre una banda de paramilitares que controla el contrabando transfronterizo y cuyo dominio ha podido establecerse por medio de una guerra rural, en la que murió un viejo conocido del licenciado. Al mismo tiempo, este viaje servirá al personaje principal para esclarecer algunos hechos fundamentales de su historia familiar. De la confluencia entre estos eventos, surgirá el retrato de un espacio humano, la frontera entre Colombia y Venezuela, en el que bullen dinámicas sociales de una terrible crueldad y de una marcada hermosura. Dinámicas, sea oportuno decir, que son reflejo y resultado de un caos político, económico y social que lleva muchos años desarrollándose, pero que en las últimas dos décadas ha cristalizado en un perverso y abigarrado cuadro de costumbres cotidianas.

Bernardo Navarro Villarreal

Ir arriba